Search...

Δευτέρα, 27 Φεβρουαρίου 2012

[ES] GRECIA CONSTRUIRA UNA VALLA PARA FRENAR INMIGRACION TURCA


La polémica medida se debe a que más de 100.000 personas han cruzado ilegalmente la frontera en el último año

Por Harry Usseglio - La Gran Época

Mie, 5 Ene 2011
El problema de la migración ilegal en Grecia a través de Turquía ha empujado a Atenas a emprender medidas drásticas: el gobierno griego planea construir una valla alambrada de 206 kilómetros de largo para evitar la inmigración ilegal, que ya habría superado las 100.000 personas, anuncio Christos Papoutsis, Ministro de Orden Publico, según informó la agencia de noticias ANA.

"La sociedad griega no puede soportar esa carga", dijo el Ministro. El funcionario aclaró que la valla estará lista en abril y tendrá cámaras térmicas y sensores de movimiento.
La medida despertó críticas de ONG como Human Rights Watch y personalidades públicas, preocupadas por la potencial situación humanitaria que en la que podrían quedar los inmigrantes frente al futuro muro.
Cecilia Malmstroem, Comisaria Europea de Interior, calificó la situación de "dramática", y declaró que las vallas y los alambrados fronterizos son sólo una "medida de corto plazo" que no va al fondo del problema.
Se calcula que el 90% de los inmigrantes africanos y asiáticos que entran a la Unión Europea lo hacen a través de la zona de Orestiada al noreste de Grecia, según señala la BBC.
La agencia fronteriza europea Frontex informó que en octubre, 7.586 personas fueron detectadas en la frontera greco-turca. Sin embargo, la misma agencia señala que dicha cifra disimuyo un 44% en noviembre, mes en el cual envió 175 oficiales para tomar parte en una operación fronteriza llamada 'operación RABIT".
"Desde que comenzó la operación RABIT, 13 facilitadores provenientes de Turquía, Afganistán, Bulgaria, Georgia y Palestina han sido detenidos. La gran mayoría de las personas detectadas que cruzan la frontera sin documentación han pagado grandes cantidades de dinero a los facilitadores para que estos las ayuden en su viaje a Europa", dijo Gil Arias Fernández, director ejecutivo de Frontex, citado en un comunicado del mismo organismo a fines de noviembre de 2010.
"Los facilitadores se aprovechan de estas personas desesperadas con la promesa de una travesía fácil y una vida mejor, y les cobran hasta US$ 7.500 para un viaje desde Afganistán. Este no es siempre el caso. Por desgracia, desde el comienzo del año, 41 personas perdieron la vida tratando de cruzar el río Evros o el mar en la zona de Alexandropouli. Muchos más mueren como consecuencia de las formas peligrosas de transporte que son utilizadas por los contrabandistas sin escrúpulos. Otros incluso terminan siendo víctimas del comercio sexual o trabajo forzoso", añadió Fernández.
Según datos de Frontex, desde el 2 de junio se han detectado más de 33.000 inmigrantes irregulares que cruzan la frontera terrestre entre Turquía y Grecia. El grupo más numeroso procede de Afganistán (47%). Le siguen Argelia (17%), Pakistán (8%), Somalia (7%) e Irak (5%). Sólo unos pocos consideran a Grecia como destino final; la gran mayoría tiene la intención de pasar a otros países europeos, de los cuales el Reino Unido, Francia, Alemania e Italia son los destinos principales.